El baterista Clarence Penn abrirá este fin de semana en Buenos Aires el ciclo "Músicos de Nueva York" en el que artistas de jazz de esa ciudad ofrecerán conciertos junto a una banda local encabezada por el trompetista Mariano Loiácono.

"Voy a estar tocando una selección de temas de mi actual CD, que está dedicado a la música de Thelonius Monk. Estoy ansioso por escuchar el estilo de los músicos con los que voy a tocar y sus influencias en mis arreglos", comentó Penn a Télam, al referirse a la banda con la que actuará.

El baterista se presentará el próximo viernes 16 de agosto, a las 21, y sábado 17, a las 21 y a las 24, junto a Mariano Loiácono; Sebastián Loiácono, en saxo tenor; y Jerónimo Carmona, en contrabajo; además de ofrecer el jueves 15, a las 17.30, una master class, en Bebop Club, ubicado en el barrio porteño de San Telmo.

Esta actuación será la apertura del ciclo que presentará en septiembre al pianista Cyrus Chestnut y en octubre al baterista Carl Allen.

Lea también: Ensamble de jazz norteamericano dará conciertos y clases maestras gratuitas en San José, Heredia y Monteverde

En el primero de los casos, el pianista será acompañado por los Loiácono, Sebastián Mammet, en batería; y la cantante Julia Moscardini; en tanto que Allen contará con la misma banda que acompañará a Penn más Ernesto Jodos, en el piano.

Lo cierto es que en los tres casos el público local tendrá la posibilidad de tomar contacto con los nombres más importantes de la escena actual del jazz de Nueva York.

En el caso de Penn, se trata de un músico que desde su aparición en la escena pública en 1991, aportó su musicalidad a artistas como Wynton Marsalis, Stanley Clarke, Maria Schneider, Betty Carter y Richard Galliano, entre otros.

Con participación en alrededor de cien discos, entre colaboraciones y grabaciones propias, el baterista editó su último trabajo, "Monk The Lost Files", en 2014, en donde realizó arreglos sobre temas del legendario pianista.

"Cuando la gente escucha mi nombre, quiero que piense ‘no sé cuál es la banda con la que está tocando esta noche o que estará haciendo, pero va a estar bueno, va a ser musicalÂ’", resume el versátil artista al referirse a la manera en que pretende ser considerado por el público.

En diálogo con esta agencia, Penn recordó su anterior paso por nuestro país, manifestó sus expectativas al interactuar con músicos argentinos y brindó precisiones sobre su particular abordaje del instrumento.

Télam: ¿Qué impresiones recuerda de sus anteriores visitas a nuestro país?

Clarence Penn: Toqué en la Argentina por primera vez hace unos 16 años con el gran Michael Brecker. Estuvimos en Bariloche. Fue hermoso, junto a la comida y el vino, y la gente fue tan acogedora. Estaba realmente impresionado. Siempre ansío volver.

T: En esta ocasión, va a tocar con músicos argentinos. ¿Considera que el jazz adopta un sonido particular en cada país o se trata de un lenguaje universal?

CP: Creo que está muy influenciado por su entorno. Lo que me encanta del jazz es precisamente eso. También es un lenguaje universal. Ese lenguaje universal es la tradición. Entonces, ambas cosas trabajan juntas. Estoy ansioso en aprender y experimentar el sonido de los músicos argentinos y combinarlo con el sonido de Nueva York. Será una gran colaboración.

T: ¿Cómo definiría al rol de la batería en el jazz?

CP: En mi opinión, la batería es el soporte rítmico. Es la responsable del drama, la dinámica y el ritmo dentro de la música. Pero también me gusta mostrar su costado más suave, lo que permite que pueda proporcionar color. Son todos componentes muy importantes que se necesitan para hacer que la música suene.