Con este trabajo el trompetista y compositor trascendió para siempre los límites del género. La participación de John Coltrane y Bill Evans permitió reunir en un estudio a tres de las figuras más audaces e influyentes de la música popular del siglo XX.

Con "Kind of Blue" Miles Davis cambió la forma de hacer y escuchar música una vez más. Sin lugar a duda, producir cambios era algo para lo que Miles parecía estar destinado. Ególatra, polémico, esteta, autoritario, líder natural, contestatario, disruptivo. (¿Me pregunto si será la genialidad el único justificativo para la soberbia?)Miles fue eso y mucho más. Miles fue, por sobre todo, un artista único.

Si entendemos al  artista como alguien que busca, alguien que trabaja la forma desafiando el statu quo,  que se aleja de lo que es, que se aventura a lo que todavía nadie espera, solo estaríamos describiendo a Miles.

Podemos decir también, sin temor a equivocarnos,  que le enseñó el significado de la palabra “estilo” a infinidad de músicos, algo con lo que él parecía haber nacido. Miles tenía la capacidad de distinguir las necesidades de los negros, de los blancos y de las relaciones y tensiones raciales. Su mirada hacia afuera anticipaba los cambios y leía a la perfección el humor social.

Podemos ver que el nombre del disco hace referencia, al mismo tiempo, a la forma musical de algunas de las composiciones y a la melancolía implícita en el disco. Traducido sería algo así como “Una especie de tristeza”. Y mucha de esa tristeza estaba en el aire que se respiraba en esos tiempos. 

Miles Davis y tantos otros  músicos sufrían a diario el racismo, la incomprensión y la ausencia absoluta de derechos. Días después de la aparición de "Kind of Blue", en la puerta del Birdland, en New York, se produjo un confuso incidente en el que Miles terminó siendo agredido por un policía y luego detenido por resistencia a la autoridad. Algo había en el aire que lo hacía irrespirable.

Los grandes cambios que vendrían tuvieron su punto de partida alrededor de 1959. Las luchas por los derechos civiles, Vietnam, la revolución cubana, la pastilla anticonceptiva, la invención del microchip.  Alguien dijo, con razón, que la década del sesenta estaba comenzando en ese momento.

Jazz modal

Chick Corea expresó que con "Kind of Blue" se creó un lenguaje musical totalmente nuevo. Realmente lo que Miles hizo con este disco fue consolidar un nuevo concepto al abrir con el Jazz modal un territorio expresivo inexplorado. La presencia del espacio en la estructura de la composición le abre la puerta a la sorpresa y aleja así la aparente rigidez de la sucesión armónica.  

Tal vez  todo empezó con "Birth of theCool", ese fue el comienzo de la refundación del jazz por parte de Miles. El concepto "modal" se había iniciado en "Milestones".

Sus composiciones, de una simplicidad aparente,  nos presentan una paleta  realmente curiosa y atrayente en la variedad estética y estilística de los solistas. Algo que solo él podía lograr como líder. Parecería que esta combinación permitió una comunicación inmediata con los oyentes y así "Kind of Blues" comenzó a recorrer su camino .

Miles, contaría después,que fueron dos las fuentes de inspiraciónpara el disco. Una refiere a su infancia en Arkansas, cuando regresaban con su primo de la iglesia, la otra fue ver al BalleteAfricane, poco antes de la grabación, acompañado por una Kalimba.

Junto a la trompeta de Miles Davis, el extraordinario saxofonista tenor John Coltrane y el contrabajista Paul Chambers, estaban Julian "Cannonball" Adderley en el saxofón alto (que no participa en "Blue in Green"), Jimmy Cobb en la batería y Bill Evans al piano. También participó Wynton Kelly al piano pero sólo en "FreddieFreeloader".Con respecto a la autoría de los temas, en los créditos sólo se le atribuyen a Miles (error reiterado a lo largo de su carrera). Sin embargo Bill Evans escribió "Blue In Green" y en "Flamenco Sketches" participó junto a Davis en su composición.

Lea también: Un año sin la gran Aretha Franklin: La frases con las que recordamos a la “Reina del Soul”

La sesión de grabación fue en el 30th Street Studio de la Columbia Records en la ciudad de Nueva York.  Una iglesia rusa reciclada como estudio. Solo diez horas repartidas en dos días, el 2 de marzo y el 22 de abril de 1959. No hubo demasiadas indicaciones, Miles llevó sólo unos bocetos a modo de guía y, salvo en uno de los temas, Flamenco Sketches, siempre se dijo que todas fueron primeras tomas (aunque ese sea uno de los mitos más conocidos de la historia del Jazz). Si nos dejamos llevar por el texto de contratapa de la edición original del LP escrito por Bill Evans, creeríamos que lo que llegó al disco fueron primeras versiones de cada tema, pero el crítico Ashley Kahn en su libro Miles Davis y Kind of Blue da por tierra con la leyenda. Según  Kahn hubo segundas tomas y algunas regrabaciones, aunque pocas.

Cada músico recibió 65 dólares por cada una de las sesiones, pero Davis negoció con la productora para que John Coltrane, Paul Chambers y CannonbalAdderly recibieran 100 dólares adicionales cada uno.

El 17 de agosto, editado por el sello discográfico Columbia y en formato mono y estéreo, el disco estuvo en la calle. Tal vez una de las mayores obras de la música descansa hoy en tres rollos Scotch 190, pertenecientes a Sony Legacy, que compró el catálogo de Columbia.

Durante 60 años el disco se sigue vendiendo. Pasó por cada uno de los formatos que fueron apareciendo. Vinilo, cassette, Cd, descargas y streaming (en Spotify los tres temas más escuchados de Davis pertenecen a este disco. Solo"Blue in green" tiene más de 67 millones de escuchas). 
Sin lugar a dudas, a 60 años de su edición, "Kind of Blue" tiene un lugar de privilegio en la historiade la música.

* Carlos Lastra es saxofonista, compositor y docente.