Clarinetista icónico de medio siglo que pasó a innovar en la música de meditación.

 

El músico Anthony Joseph Sciacca, mejor conocido como Tony Scott, nació el 17 de junio de 1921 en la ciudad de Morristown en Nueva Jersey de los Estados Unidos.

Hijo de inmigrantes sicilianos, la música no era extraña para la familia de origen europeo. La madre de Tony tocaba el violín y el padre de este era un barbero que tocaba la guitarra. A los 12 años de edad Tony comenzó a tocar el clarinete y en 1942 recibió un diploma de la Juilliard School.

En la década de los años cincuenta Scott se consolidaría como uno de los clarinetistas del bebop más icónicos de su época. Trabajó con grandes nombres de la industria como Duke Ellington, Billie Holiday y Bill Evans.

En los años sesenta Scott se fue de gira por Suecia, Sudáfrica, Senegal, Filipinas, Malasia, Indonesia y Japón. Así comenzó su transición al género New Age que marcaría la segunda parte de su carrera. Scott también optaría por vivir fuera de los Estados Unidos.

Su disco de 1964 “Music for Zen Meditation” de 1964 es uno de los más importantes del género New Age.

Otros discos que se destacan incluyen: “The Touch of Tony Scott” (1956), “The Modern Art of Jazz” (1957) y “Tony Scott in Afrika” (1997).

Scott falleció por complicaciones de cáncer de próstata en su casa de habitación en Roma, Italia el 28 de marzo del 2007 a los 85 años de edad.