Menu
                                                                                                  
A+ A A-

Los legendarios cantantes Tony Bennett y Diana Krall entrelazaron hoy sus voces en un exclusivo concierto en lo alto del edificio Rockefeller de Nueva York, donde tan solo cuatro canciones bastaron para convertir la velada en una oda al jazz.

En un ambiente íntimo, a la luz de las velas y con público reducido, Bennett y Krall dieron un adelanto de "Love Is Here To Stay", su primer álbum a dúo, en el que rinden homenaje a los clásicos populares de los hermanos Gershwin junto al Bill Charlap Trio.

Mientras caía la noche sobre una Gran Manzana envuelta por la niebla fuera de la "Rainbow Room", en el piso 65, los artistas destilaron calidez al entonar, cada uno con su carismática voz, la letra de "S'Wonderful": "¿Cómo podrían expresar las palabras tu divino encanto?".

Él, con traje y pañuelo rojo en la solapa, y ella, con vestido oscuro de lentejuelas, derrocharon ese mismo encanto al cantar después el tema que da título a su trabajo conjunto, que saldrá a la venta el 14 de septiembre y que ha tardado diez años en fraguarse.

Tras arrancar los aplausos de una audiencia que los miraba y escuchaba con devoción, el "crooner" estadounidense de 92 años y la "dama del jazz" canadiense, de 53, se fundieron en un sentido abrazo, prueba de las dos décadas de amistad que los unen.

"Cantar contigo es increíble, este es el mejor día, gracias", le dijo Krall a Bennet durante este corto pero intenso concierto que ha esperado un año, según explicó, desde que finalizaron la grabación de la obra.

Visiblemente emocionada, ya que pidió un vaso de agua, la canadiense anunció que interpretaría "una melodía al piano", del que es inseparable, aunque en "Love Is Here To Stay" delega el instrumento en Bill Charlap, cabeza de un laureado ensemble que completan Peter Washington al bajo y Kenny Washington a la batería.

"But Not For Me", el único tema de Krall como solista en el disco, vino seguido de "Who cares?", el otro en el que no suenan las voces los dos, esta vez protagonizado por Bennett, a quien la cantante escuchó absorta desde la penumbra.

Los gestos de complicidad y admiración mutua fueron palpables hasta la última canción, "Fascinating Rhythm", la primera grabación conocida de Bennett, en 1949, cuando utilizaba el nombre artísico de Joe Bari, y que fue escrita por George Gershwin en 1924.

Aunque el concierto terminó con esa actuación, el espectáculo no lo hizo, ya que un representante de los Récords Guinness subió al estrado para entregarle "otro reconocimiento" al "icono cultural" que es Bennett, precisamente por "Fascinating Rhythm".

Los 68 años y 342 días transcurridos entre la primera grabación del tema y su nueva versión, en el álbum a dúo, suponen el "plazo más largo" que "un mismo artista ha tomado" para reeditar una canción, según los Guinness, que le otorgaron un galardón en forma de disco plateado.

Subió también al escenario Danny Bennett, presidente y consejero delegado del sello Verve Label Group, quien aplaudió la "unión histórica de dos grandes artistas" y, tras apuntar que el trabajo tomó una década en producirse, citó a su padre: "La calidad nunca pasa de moda".

Los artistas, en cambio, bajaron varios escalones hasta el elegante salón y se entremezclaron con un público en el que había seguidores que, según la página web oficial, pagaron hasta 2.000 dólares por la oportunidad de ver en directo a sus ídolos, saludarlos en persona y obtener el álbum firmado.

Hasta ahora, Bennett y Krall no habían colaborado en un disco completo, pero a lo largo de los años sí han coincidido en sus respectivas carreras: en una gira conjunta, en el 2000, y en duetos para "Playin' With My Friends" (2001) y "Duets: An American Classic" (2006), de Bennett.

"Love Is Here To Stay" está compuesto de doce temas creados por George e Ira Gershwin, entre los que destacan "My One and Only" y "I've Got A Crush on You", que Bennett ni Krall no habían entonado nunca, pese a sus decenas de colaboraciones con célebres artistas.

En el caso de Bennett, ganador de 18 premios Grammy, las duplas en pantalla o estudio van desde Frank Sinatra y Ella Fitzgerald hasta la recientemente fallecida Aretha Franklin o Lady Gaga.

La "dama del jazz", propietaria de dos Grammys y que acostumbra a desplegar su voz ronca y cálida mientras toca el piano, cuenta entre sus colaboraciones con Barbra Streisand o Paul McCartney. 

¨Smooth, latino, fusión...¨ Emisora con la identidad propia en el FM, 95.CINCO JAZZ presenta una selección especial de Smooth Jazz, algunas pincelados de color brasileño y la frescura de los grandes compositores y cantautores latinoamericanos